28.5.08

Salú

Hay montones de razones para que un ser humano se entregue a la bebida. Las razones forman legión, pero el resultado acaba siendo siempre el mismo.
En 1973 mi socio era un borrachín feliz. En 1976 era un borrachín huraño. Y por fin, en el verano de 1978, andaba tanteando torpemente el pomo de la puerta que conduce al alcoholismo. Cuando estaba sobrio, no es que destacara por su agudeza, pero sí por su rectitud humana y su sensibilidad. Y todo el mundo lo conceptuaba como una persona recta y sensible, aunque no especialmente aguda. También él se tenía en ese concepto. Y por ello seguía bebiendo. Porque le parecía que, mientras el alcohol entrase en su cuerpo, podría encarnar a las mil maravillas el ideal de persona recta y sensible.
La verdad es que, al principio, la cosa marchaba bien. Sin embargo, a medida que el tiempo pasaba y la cantidad de alcohol que ingería se incrementaba, empezó a cometer sutiles errores que lo condujeron a hundirse en un profundo abismo de la noche a la mañana. Su consabida rectitud y su sensibilidad le tomaron de tal modo la delantera, que ya no podía darles alcance. Es una situación muy corriente. Sin embargo, la mayoría de las personas tienden a considerar que ellas no pueden verse afectadas por esa situación tan corriente. Y a las personas que no destacan por su agudeza les ocurre con más frecuencia.

Haruki Murakami - La caza del carnero salvaje

4 comentarios:

Julia dijo...

ay no, no no, no quiero leer.. creo q el debut a manos de Juan es inminente. yo aun estoy con Kundera. me faltan pocas páginas pero el trabajo, el trabajo. te quiero ce!

Oli dijo...

...desde la primera linea que te mete dentro! pero no! como julia, no quiero leer, todavia no:P

PD: kundera? la insoportable levedad?

besos por ahí :)

Julia dijo...

la vida está en otro lado.... el poeta y demases. besos!

laly dijo...

AL Igual que Julia, ni loca lo leo. Creo que Maxi me lo va a regalar para nuestro 2do aniversario, ahorita el 23/06... Claro, si la presión que le estoy metiendo hace efecto, jajaja
B e s o t e