16.6.08

Esto todavía no tiene título

Se nos ocurrió
una historia zarpada,
incluso mejor que Lost:

las claves de
todas las personas del mundo
escritas en un
libro mágico

una especie de
ábrete sésamo
como la ficha
que no supe sacarle
a los últimos hombres
que adoré.

Decidí hacer cualquiera
y en mí
eso no significa más
que animarme
a decir qué tal.

Ahora el flaco
me llama
cuando quiere
y yo
siempre
digo que sí
si necesita alguien
con quien dormir

en la sala de espera
de las relaciones que
trascienden
me entretengo con él
cuando nadie nos ve
y no la paso mal

porque en las noches
de tragos y palabras
los abrazos pesan más
que las ganas
de juzgar a cualquiera.

3 comentarios:

cacá dijo...

no seas tonta cecilia.

cel. dijo...

es un texto literario cataaaaaaaaaaaaa!
no es mi realidad pura, ja.

lowfirocker dijo...

buenisimo el poema, me encantó