9.6.08

Sin restricciones

a Xim








"Te invito a desaparecer por un ratito del mundo
tiempo muerto de los dos
no creo que llegue lo que va a venir
no creo que llegue por lo menos antes de lo que tardás en llegar vos."

Me molesta cuando la gente se queja del ascenso de una banda y se jacta de haberlos visto desde la primera hora, pero lo cierto es que a mí Miranda! me gusta hace años. Iba a verlos cuando el primer disco era flamante, tocaban para pocos y todavía no existía eso de "la guitarra de Lolo".
Me parecían frescos, divertidos, y filósofos pop que podían tirar frases tan certeras como "el placer de hacer exacto lo incorrecto" o, mejor aún "vayamos a lo bueno, deshazte se tu ropa y dime uoh oh oh". "Electro-pop-melodramático", los etiquetaron, y estaba bien. Electro para bailar al mango como una nena contenta, pop pegadizo como un vino barato y melodramático como una novela de Andrea del Boca en sus capítulos más decisivos.

Los fui a ver en vivo si mal no recuerdo sin haberlos escuchado jamás. Me llevaron Lore y Fede, y me sorprendió lo desprejuiciados que eran ese chico (Ale Sergi) escuálido de voz finita lleno de brillos y esa chica (Juliana) que lucía minifaldas infartantes sin importarle tener unos kilos de más. Con el resto de la banda, formaban un combo tentador que me sedujo de inmediato. Tanto, que después de verlos entré a la página de internet que tenían para informarme de qué iba la banda. Miré cada sección y escribí alguna boludez -que ya no recuerdo- en el foro. Me enganché leyendo lo que decían los demás y, como recién había conseguido trabajo y era pleno verano, me quedé posteando desde la redacción mientras escribía notas, la primera opción más compulsivamente que la segunda. No se trataba de que fuera "el foro de Miranda!", era como hoy en día es un fotolog o un myspace o cualquiera de esas cosas. Se discutían temas que podrían definirse como "bien miranderos" (¿Lolo es gay? ¿Cuál es tu golosina favorita? ¿Te gusta Leo García?) y otros tan diversos La muerte de Juan Castro, A quién ibas a votar en las próximas elecciones o Qué banda de metal te gusta más, por decir cualquier cosa.

Así conocí a mucha gente valiosa: la actriz Sheeba, el bailarín E-glamour, mi amiga Sole, Caos -fan de Crass y Einstuerzende Neubauten-, Massacre, Cata, Cocainómano Lucas... personas que me tiraron unas cuantas postas de la vida. Y conocí a otros que no sé si quieren que los mencione en relación a estos episodios, como una chica cuyo nick era Rola Puente in da mix, y a quien después encontré en recitales de otras bandas, como Amoeba o El mató a un policía motorizado. Conocí gente que escuchaba Dios, Los Gardelitos, Beatles y a Liliana Felipe, y conocí a gente que ni me viene ni me fue, como en todos lados.

Los recitales en vivo eran un placer. El público era de adolescentes, pero sobre todo chicos de entre 17 y 30 años, se ponían sus ropas más glam, se maquillaban y se peinaban con estilo y dedicación antes de cada concierto.
También fueron una constante las escuchas del primer disco en el auto de Fede. Cada vez que volvíamos de una fiesta, cena o salida con los Kechupare lo hacíamos escuchando Miranda! al palo y cantanto a los gritos, ante las miradas curiosas de los coches que paraban al lado nuestro en el semáforo. Yo casi siempre iba adelante, porque a Lore le daba miedo y Julia bajaba primera, así que en los temas en dúo Fede hacía la voz de Ale y yo la de Juliana.

Al segundo disco no le di tanta bola, aunque ahí la banda ya comenzó a popularizarse y los hits que pasaban en radio, tele y canales de música se me pegaron. Finalmente el tercer disco me lo mandó la discográfica cuando lo reeditaron + un cd en vivo, y lo puse como quien no quiere la cosa y me rompió la cabeza. Juanito ya me había dicho que no podía parar de escucharlo, y tenía razón. Además, el crecimiento del grupo trajo colaboraciones memorables, como la de Fangoria y Julieta Venegas.

Cuando leí que Miranda! iba a tocar en Obras le propuse a los Kechupares que fuéramos. Finalmente yo iba a cubrirlo y me acreditaron +1, así que invité a Lorena. Cuando le conté a Julia que iríamos, pegó un grito y me dijo que ella tenía que ir a cubrirlo también. Así que ahí estábamos el sábado, en Obras, para la presentación del disco de Grandes éxitos, en medio de miles de niños y personajes del Club 69, que deambulaban por el estadio repartiendo postales, vestidos a todo brillo.
Nos sorprendió la cantidad de gente y la exaltación que tenían. Ya antes de que comenzara el show, se desaforaban cuando los filmaban, tenían globos y carteles con mensajes para sus ídolos, vinchas en la frente, y hasta etiquetas pegadas en la cara con la dirección de fotolog de cada uno. Mucha ropa Complot, mucho floguer. Además, había muchos padres con sus hijos (que iban desde los 3 años en adelante), parejas, grupos de chicas de mi edad y periodistas de los más rockeros con sus críos de la mano. La mitad del público, por lo menos, debería ser el mismo que en las últimas vacaciones de invierno fue a ver Patito feo o Casi Ángeles.

Sin embargo bailamos. Cuatro bolas de espejos coronaban el lugar y el escenario tenía unas luces increíbles. Julia lo anotó, y yo le soplé algunas pero no me acuerdo con qué tema empezaron. Sólo recuerdo que las tres nos mirarmos, nos reímos y comentamos "qué suerte que vinimos". Nos pusimos a bailar como locas (sobre todo yo, Lore no baila y Julia es más sutil), y a comentar frases de las canciones que calzaban justo con nuestras situaciones amorosas, como si nunca antes las hubiésemos escuchado.
Tocaron casi todos los hits y la gente estaba como loca; llamamos a Fede, que no había podido venir, y le hicimos escuchar un poco por teléfono como muestra de que no nos olvidamos de él. Yo también me acordé de otra gente que no estaba ahí (Male, Nico, Sole, Danial, Juanito), y más o menos en la mitad del show, cuando ya no teníamos lugar adelante para movernos a nuestro gusto, fuimos a buscar lugar por atrás.

A pesar de la inmensa cantidad de floguers que me hacen preguntarme qué será del futuro de la humanidad (y me hacen responderme cosas no muy optimistas), la buena vibra era alta, y sumaba mucho ver a tanta gente contenta. Hasta la mujer de prensa bailaba como fan, y a pesar de las fallas del sonido siguieron pasando el pop, los toques de rock y hasta la cumbia.

Después hubo un intervalo. Dejaron a DJ Deró a cargo de las bandejas y repartieron palitos fluorescentes a toda la concurrencia, que comenzó a agitarlos descontrolada. Entonces salió al escenario la Compañía inestable del Club 69 y empezó a bailar los temas. Se le sumaron los Miranda! a cantar, y de repente... La isla del sol, una elección más que efectiva para sumar puntos a lo bizarro. Un enganchado de grandes éxitos con coreo incluida y ahí fue llegando el final, después de una hora y media de recital.

Cenamos y volví a mi casa escuchando a Mark Lanegan, Madonna, Pixies, Nacho Vegas, Nick Cave, Bowie y todo lo que tenía en el reproductor de mp3 anoche. Definitivamente, Miranda! no es un reflejo muy puntual de mi personalidad y mis días, pero sí me permite tiempos muertos (bien vivos), para desaparecer por un ratito del mundo mientras espero lo que debe llegar. Y, claro está, los tiempos muertos siempre se necesitan. Por eso, larga vida a Miranda!, al pop y a esas bandas que te hacen ponerte de buen humor y te llenan de color, aun cuando el negro sea de mis favoritos.

17 comentarios:

Julia dijo...

Ey! que buena onda!! abrieron con Yo te diré, que luego repitieron en el remix, antes de q a ellos dos los alzaran los del Club y volaran por sobre el escenario.
La verdad es q estuvo divertido, pero viste q yo un poco critico... =) y q bueno q estuvimos juntos el dia del periodista, con Fede en Rosario! encima sin haberlo planeado. muy lindo el detalle. te quiero ce!

Gomma dijo...

Holetes!

Miranda ya no es lo que era.
Lo dice alguien que los conocio al ratito de empezar a tocar en bares y que los dejo de escuchar cuando en el recital que dieron en el Gran Rex, la mina de mas edad que los habia ido a ver tenia 12 años...

padre Morning dijo...

joder, que linda noche!
Hace unos pocos días, el hoyo de mi rutina eucarística se vió inundado por una canción de M! que sonaba cada vez más fuerte desde el más allá.
Pensé que era un coro de angeles que anunciaba el fin de los tiempos o quizás los primeros síntomas del alzheimer, pero cuando la melodía invadió todo, me asomé a la ventana y pasaban los mismísimos M!, cantando sobre un camión, bajo mi ventana.
Mientras veía el efímero show, con la cabeza colgando sobre el vacío, un montón de nombres que mencionás e historias de variado calibre emocional colonizaron mi cabeza durante toda la tarde. Me dí cuenta de que pese a que soy incapaz de ubicarlos en el tiempo -no sé si ocurrieron hace 3, 5 o 10 años- cada vez que escuche una canción de estos muchachitos, recordaré aquellos momentos y aquellas gentes con curiosidad, con alegría, a veces con demasiada tristeza pero, eso si, siempre con mucho cariño.

Y como se usaba decir en aquellas épocas, salud y pesetas!

Anónimo dijo...

jajaj
me hiciste reir
ESTA NOCHE TE LLORARE TANTO QUE TE IRAS DE MIIIIIIIIII
todavia me gusta esa cancion y la pongo cuando acomodo el placard (?)

que vuelva ese foro de mierda, quiero leer las pelotudeces que escribia.
una vez me dijiste:
eras vos? no me gustaban las cosas que escribias.

AGUANTE EL POP LOCAL (???)


marianita.

lucho dijo...

A mi me paso algo parecido con babasonicos, yo era un adolencente grunge y dos amigos me llevaron a cemento, tocaba un tal "carca" , otro que se llamaba "Bacarat" , quien en ese momento nadie conocia, y hasta que salio babasonicos, recuerdo un dargelos que llevaba puesto: calzas rosas, botas, una musculosa de lo mas gay que encontro y como broche un casco de guerra romano.
y la rockearon, despues de miami o con miami todo cambio y paso a ser esta banda de minitas que conocemos hoy, aun los respeto pero siempre extrañare a los babasonicos de pasto o trance zomba.y como ultimo detalle me acuerdo que en la cola antes de entrar paso un chaboncito con una mochila repartiendo volantes, "che esta es mi banda tocamos bla bla bla" , lei el nombre, "catupecu machu" ? me dije, por favor y tire el volante.Era un jovencisimo fernando ruiz diaz cuando todavia no usaba sobretodo y borcegos.

saludos,

fraude dijo...

http://youtube.com/watch?v=monxpri8Ta4

cel. dijo...

ju: yo también te quiero! está bien ser crítico, joder.

gomma: nada es ya lo que era, es la vida misma. adelante mis valientes! (?)

padre morning: no puedo creer que ud sea ud. mándeme un mail, por favor!

marianita: toda la noche le dije a mi amiga: "ay! que toquen Uno los dos!" y los guachos no la tocaron, no entienden lo que es un "grandes éxitos".

lucho: viva baccarat!

fraude: jajaja, no lo había visto, turra!

annie dijo...

Está buena tu crónica optimista de Miranda (digo optimista porque por lo general todos los bardean).
Yo también los iba a ver por las épocas que mencionás (pensar que tocaban gratis ante 30 personas) y era muy divertido!

Me gustó la frase: "A pesar de la inmensa cantidad de floguers que me hacen preguntarme qué será del futuro de la humanidad (y me hacen responderme cosas no muy optimistas), la buena vibra era alta, y sumaba mucho ver a tanta gente contenta"

Saludos!

Julia dijo...

capusotto no para, eh!

Tomás en Shorts dijo...

AJA!

...

o sea, creo que ya todos sabían de tu pasado... pero... AJA!

cel. dijo...

annie: saludos! qué linda tu foto!

tomás: no te hagás el gil que a vos también podría haberte conocido ahí (?). te morís por pertenecer.

Male dijo...

primero quiero decir: yo le dije a lucas hace unos meses quién era padre morning y no me creyo!!!

LO SABÍA.


segundo...hoy, justamente hoy hablaba de cómo los había conocido.. a vos, a lucas, a nico. Qué loco. Es verdad lo que dice Padre, como si todo aquello pareciera haber quedado en una nebulosa del tiempo. Medio alejado de mi pero a la vez super cerca, porque está intimamente relacionado con mi presente.

bueno.
Fue lindo verte el otro día. Te esperé para el té, wacha. A ver si arreglamos.

Amanda dijo...

Y si... lo único que esta siempre igual es Robert Smith, todo lo demás cambia.
Creo que el espacio de tiempo que ocupó Miranda! fue un [b]éxito rotundo[/b]©. Todos la pasamos bien y conocimos mucha gente. Y yo particularmente conocí todo un ambiente nuevo y entre ellos, Adicta y algunos otros, musicalmente, me abrieron mucha la cabeza. Yo venia de ir casi exclusivamente a recitales de punk rock en lo que hacer playback es motivo justificado de lapidación. Imaginate cuando lo vi a Rudie que tocaba un botón y se ponía a bailar!!! HORROR...

Pero para mi, mas allá de lo que haya sido de ellos, si cambiaron o crecieron, creo que fue mucho y muy rápido como para no habernos cansado enseguida a todos.

Igual, con el tiempo que ya hubo de por medio, me gustaría ir algún día a verlos. Y juro por siempre defenderlos cada vez que alguien dice: Miranda no es lo que era etc.

cel. dijo...

male: a mí también me re alegró verte; al otro día me mandaron a otra nota a la final. pero arreglemos.

Padre Morning sigue siendo Padre, eso es para tenerlo en cuenta...

besote.

amanda: los defenderemos por los siglos de los siglos, amén.

A! dijo...

a mi miranda se me hace a la musica lo q chacho alvarez a la politica.
todavia me emociono con navidad o tiempo pero...
bah, les pasó CACHORRO LOPEZ
creo q esa es la mejor definicion:
"che, q les pasó a los miranda!, q suenan tan mal ahora?... les pasó Cachorro Lopez"

cel. dijo...

a!: oh sí, conozco varios casos. de hecho cuando santaolalla agarró a café tacvba tuve mucho miedo!

Anónimo dijo...

jajajaja.... que bueeenooo!!!
como me hubiese gustado ir.
fue mi amiga agus, con quien empezamos a escuchar miranda! porque yo vendía el primer disco en el local de ropa donde laburaba, y porque eran amigos de mi jefe.

gracias por la dedicatoria.
te escribo en estos dias.
muuuuaaa linda!

ahhh mi hermana abrio un blog medio bizarro. http://buenosblogaires.blogspot.com/
besooou

xi