6.1.10

Como niña

Hoy viajaba en colectivo soportando los 35º de sensación térmica cuando una gota se coló por la ventana y fue a parar directo al libro que leía. Me alegró notarlo, era la prueba concreta de que podía bajar la temperatura, por el ciclo natural de las cosas. Dirigí la vista al cielo y a los segundos vi un rayo. Fue precioso, como si alguien hubiera de repente tensado un hilo eléctrico o como si se hubiera rajado un espejo gigante. Me di cuenta que en esta ciudad vi cientos de relámpagos y tormentas y lluvias y granizo y hasta nieve, pero nunca un rayo. Queda tanto por descubrir que me impresiona.

5 comentarios:

1690ta dijo...

El año pasado vi una estrella fugaz, pero me olvidé de pedir los deseos por la emoción de verla.
Saludos

magenta dijo...

Creo que yo nunca he alcanzado a ver un rayo solo cuando inicia el relampago.Creo que lo mas chido que he visto, fue un eclipse total de sol, pero de eso ya hace mucho.
saludos

GirlieBeku dijo...

yo vi rayos a lo lejos mientras viajaba en avión de noche... pero no fue nada divertido :-(

natación dijo...

ay por dios, estos citadinos...

ceci. dijo...

1690ta. jajajaja!

magenta. así que mexicana?! beso!

GirlieBeku. ay, no! pero ahora mirado a la distancia es buena anécdota.

natación. hahahhaha. llevanos a catán de excursión a conocer el nuevo mundo! =P