28.1.10

Con amor y sordidez

Uno de los nicks/frases que usé mucho tiempo fue Plan Salinger. Lo usaba cuando estaba ermitaña, cuando no quería salir, cuando quería quedarme escribiendo, cuando quería que no me molestaran, cuando estaba triste, cuando no tenía ganas de hablar con nadie, cuando estaba leyendo al escritor propiamente dicho... Para mí el Plan Salinger significaba encerrarme y ya, desaparecer, como él decidió hacer de alguna forma hace años.

+

Otro nick que usé mucho tiempo fue esmé, escrito así, sin mayúscula; pensé en ponerle así a mi hija, el día que tenga una, si un día tengo una.

+

En mi heladera, entre muchas otras fotos, tengo una suya, que le sacaron de prepo, supongo, hace un tiempo. Se lo ve con el pelo completamente blanco y anteojos, bastante elegante. Encima le puse un imán de Playboy y mucha gente me pregunta quién es el de esa foto cuando viene a casa.

+

En mi fanzine Muerte chiquita solía poner siempre alguna foto de Salinger dando vueltas por ahí.

+

Mi edición favorita es Franny and Zooey, una que me regaló un amigo. En la portada del libro, debajo del título, pegó una foto suya de cuando era chiquito, un primer plano mirando a cámara y sonriendo en la playa, que siempre relacioné con la nena de Un día perfecto para el pez banana.

+

Hace un rato venía en el colectivo leyendo entrevistas a Haruki Murakami, investigando para una nota que tengo que hacer. Decían en un diario de España que Tokyo Blues era considerado por muchos el El guardián entre el centeno japonés. Sonreí sola y pensé que debía releerlo. Cuando llegué a la revista me enteré que Salinger había muerto.


6 comentarios:

Ueno54 dijo...

Yo firmaba mis notas como Zacarías Glass, suena mejor en inglés creo.
No quiero tirarte para abajo lo de tu edición favorita, pero yo tengo una tercera tirada (si mal no me acuerdo) de Franny y Zooey, era de mi abuelo (yanqui), la encontré en su estancia en Mercedes. Se ve que la trajo para leerla y la dejó aca solo para que muchos, muchos años después yo la encuentre y la pueda leer en su idioma original. Fue algo fantástico encontrarlo entre tanto rejunte de libros, me pregunté hace cuanto estaba ahí sin que nadie diga nada al respecto. Cuando regrese a la estancia calculo que la traeré por las dudas. Cuando el libro ya es usado y leído por algún familiar cercano que ni conociste y aparte lo encontrás lleno de polvo, adquieren otra mística.

PM dijo...

Uh, no sabía. Qué pena. Era de esos escritores a los que uno les guarda un cariño especial.

Eugenio dijo...

Muy lindo lo que escribiste. Es triste la noticia.
Lo primero que hice cuando me enteré fue releer esta nota:

http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0273/articulo.php?art=8200&ed=0273

terrorluzdia dijo...

justo hoy empecé a leer el guardian entre el centeno, lo tengo como "el cazador oculto", no se cual de los dos titulos me gustan mas, lo que viene al caso es que me enteré por tu blog que salinger habia muerto, y justamente hoy abro su libro, sin saberlo, despues de haberselo afanado a un amigo que esta afuera y lo dejo entre sus cosas porque le "relojeo" la casa para que los vecinos sientan un poco de ruido.
se me eriza los pelos del brazo cuando otro amigo, este fin de semana, me dijo, estoy esperando que se muera ese viejo para que abran ese jodido baul.
una serie de casualidades que no tienen explicacion.
a veces uno no sabe que hacer con tanta magia.
te dejo un saludo ceci, hace mucho q no pasaba.

m.

terrorluzdia dijo...

no se entendio nada,
pero si.

nilda dijo...

en este febrero lei las nine stories de salinger y murakami. Tokio blues. No me gusto ni un poquito, ni le pisa los talones a Jerome.