25.3.10

Una beca para el amor

Es cierto que el amor alimenta, pero mi cuerpo siente
hambre por más besos que reciba.
El amor me enseña y me da vida
pero me preocupa cómo pagar las cuentas a fin de mes.

Quiero una beca para el amor
descansar dos años de la presión del trabajo
para dedicarme a investigar a fondo
sensaciones más puras que la inflación.

Realmente lo deseo,
así que haré todo lo posible para aplicar:
pensé este poema como carta de presentación
y puedo pedir a mis ex otras de recomendación.

¿Te imaginás si gano?
Podría perfeccionar mis métodos para acariciar,
cocinar, cuidar al gato y sonreírle a la gente por la calle
cuando tiene un mal día.

Caminaría por un campus lleno de pinos
alimentaría a los patos pensando sólo en cosas positivas
y a la noche, comiendo una cena orgánica con alimentos
que nosotros mismos, los becados, produjimos con felicidad y esmero
compartiríamos nuestros avances sobre el tema en cuestión:
cómo nos hace sentir, qué nos provoca
de qué manera repercute en nuestras almas, nuestras mentes y nuestros corazones.

Por supuesto, podrías venir a visitarme
caminaríamos toda la tarde descalzos sobre el césped
y te contaría todo lo que descubrí
la innumerable cantidad de formas de amar
la innumerable
cantidad
de especies
de receptores.

Si la beca fuera domiciliaria, en cambio, podrías quedarte
a dormir en casa y, a la mañana siguiente,
no tendría que irme corriendo a trabajar porque mi trabajo sería ese
apoyar la cabeza sobre tu pecho, analizar tus latidos y quedarnos
todo el día dormitando abrazados y curtiendo de a ratos

podría decir “haciendo el amor”, como prefieren algunos
pero sería una obviedad, porque si me gano una beca para el amor
no voy a hacer otra cosa más que amar
y todo lo que gire en torno a.

Caminar por el supermercado chino con amor
sacar el boleto del colectivo con amor
bailar en el recital con amor
regar las plantas con amor y aprovechar cada minuto,
de los dos años que dure la beca, para convertirme en una experta en el tema

porque parece que no pero la investigación será infalible
y los becados encontraremos la manera
de hacer mérito y de propagar el sentimiento como un mantra que rece,
de alzarlo como una fuente inagotable hasta que se cure el universo,
de regalarlo hasta que nuestros cuerpos se evaporen de gracia.

8 comentarios:

Luchi dijo...

"Analizar tus latidos" y "hasta que nuestros cuerpos se evaporen de gracia", joyitas!
Saqué un fanzine, te lo quiero pasar a vos que fuiste una gran influencia. Decime cómo.
¡Saludos!

La Mana dijo...

no paro de suspirar...

gracias

1690ta dijo...

Muy bueno. Ojalá siempre fuera así. Saludos

Anónimo dijo...

El campus, los patos y la comida orgánica me hicieron acordar un poco a "Madera Noruega". Saludos

Hernán

ceci. dijo...

luchi. gracias!!! me emociona que me digas algo así =o)
me encantaría leer tu zine, mandáme un mail y combinamos: elsubte@gmail.com

mana. gracias a vos! espero cruzarte por ahí, en camelar quizás, que me enteré toca prontito. beso!

1960. sí, ojalá. gracias!

hernán. puede ser, cosas del inconsciente. ahora que decís lo de los patos me recuerda a las cartas de may kasahara en crónica del pájaro...
saludos!

Anónimo dijo...

En realidad, "Madera Noruega" es el primer libro de Murakami que leo ¿por cuál otro me recomendás seguir? LLegué acá buscando data de Murakami y el blog me gustó mucho, escribís muy bien. Saludos!

Hernán

ceci. dijo...

hernán! madera noruega fue el primero que leí yo también. es el más particular, en cuanto a que es el único que escribió con una historia que podría ser "real". en general escribe novelas mucho más voladas. te recomiendo "Kafka en la orilla" o "Crónica del pájaro que da cuerda al mundo". Pero si querés ir de a poco, primero "Sputnik, mi amor". Saludos!

CoZuK dijo...

Bravo!
Estaba con mi novia pensando en esto mismo y me dio por buscar en google si existía una "beca del amor" y que grata sorpresa fue encontrar tu maravilloso poema. Cuenta conmigo para hacer una plataforma "Beca del amor", seguro que hay más gente que ha pensado en lo mismo.
Te cito el poema en mi blog. Un amoroso saludo.