6.4.10

Al final tanto no cambiamos


Sábado 3 de abril
Salón Real (aunque sabemos que nada es real)


A la mañana Cata me pregunta qué tengo que hacer esa noche. El plan es la Zizek desde hace una semana, "pero cualquier cosa si se pincha te aviso", le digo. Se cae nomás, el plan y también las implicadas. Malas noticias, siesta medio pelo, sensaciones tristes y un sms de Juan me invita al mismo lugar donde me invitó Cata. Le digo que sí, que no sé, que veo, que no, pero ya que me despertó me levanto y me conecto. Está on line Nico; charlamos un ratito y me dice que se va a una fiesta, que vaya. Es esa misma fiesta. Dudo, pero por una vez decido hacerle caso a las señales: todos me dicen que vaya. Capaz que paso, le tiro, pero seguro no ataja, acostumbrado a mi indecisión.
Me mando, espero en la puerta y sorpresa: aparecen Lucas, Nestor y Luciano, hace bocha que no los veía, charlamos un toque, entramos. Diviso a Cata, está con Jules, al lado de Nico (pura casualidad, no se conocen). Después vemos que está Iñaki, Nico desaparece. Juan me mensajea que llegó, lo busco, no lo encuentro. Doy una vuelta para buscarlo, lo veo charlando con Nico, ahí está con Felipe.
Cata me presenta a Luz, Nico se confunde a Cata con otra chica, Luz y Nico se reconocen de alguna fiesta. Pasa música un chico que es amigo de Cata por un lado, de Felipe por otro, me lo vuelven a presentar. A Felipe ya lo conocía yo de invitarlo a leer en el Cronotopo, y por otro lado conoció a Juan. Todos de alguna forma nos conocemos.
Toca Viva Elástico, Imágenes de amor.
Pasa música Cecilia Amenabar con Rudy Martínez, pura vibra en la pista.
Toca Rosario, con la actitud de siempre y nueva bajista. Vamos con Juan más adelante y bailamos, me regocijo; Cata me agarra de la mano y me lleva más adelante aún, como en los viejos tiempos.
Es un flashback intermitente a lo largo de la noche. Paso por donde está Lucas y me dice lo mismo, que se siente en una fiesta recortada de 2003 y traída a esta noche. Así lo siento yo también.
Cuando me acuesto, después de un café en La Academia, después del bondi, y después de entrar a casa y ver el cuadro de Capote que corona la pared principal, me acuerdo de la década que termina, tiemblo de melancolía y pienso que menos mal que salí. La pasamos bárbaro, che, los roces y los recuerdos me resultaron raros, pero nos reímos y antes de cerrar los ojos veo las cosas más claras: pasan los años y siempre es lo mismo; sigue alguna gente, aparece otra pero la música es la música, y sigue cambiándonos de color.


ph de este flick

4 comentarios:

jule dijo...

qué lindo, qué bien que la pasamos y, de nuevo, ¡qué bueno verte!
besos, muchos!

Julia dijo...

rosario y el silencio. la academia, el bar de reunión silencioso. quien dice 2003 dice 2005? me hubiera gustado estar.

male star dijo...

se me hizo un coso acá

♥ ceci dijo...

sí, jules! igual ansío el día que nos pongamos las pilas y arreglemos para cenar, matear o algo que nos deje hablar mucho =o)

ju. sí, estuvo re bueno! te hubieses divertido.

male. ni que decirlo... me acordé de tantas cosas!