27.8.10

Como cumbia triste


no soporto la pesadez
cuando cala en el físico.
los pies pegados al suelo y a la calle
ya no me permiten alzar vuelo
y la cama es la única guarida
a la que puedo arrastrarme.
tengo que ir a una fiesta
simular que considero la posibilidad de rehacer.
estos son los momentos en que los amigos
revalidan sus títulos, pero
no puedo interactuar.
alguien me saca a bailar, recuerdo
nunca bailaste para mí, te imito
me quedo apoyada en la pared helada
viendo cómo la gente se seduce
se reconcilia, se besa,
hace pasos sincronizados y,
para mí, la gravitación vedada.
vuelvo a casa, me pregunto
si levitás con alguien más
no hay nadie en mi colchón
salvo un gato que me enseña
a maullar para cortar los hilos
que me atan a este parqué gastado.
sin volar no se llega a ninguna parte,
mucho menos a un lugar bueno
se camina en apariencia, pero los sabios
te ven llegar flotando.
no tiene que ser muy alto,
es un sentir ligero como una danza noble.
ahora nos arrastramos por caballito y microcentro
evadimos las leyes de la ciudad
cargamos un volquete de escombros
para que nadie nos robe lo que fuimos.


5 comentarios:

Florencia dijo...

No sé si estás triste
yo hoy, sí
no alcanza la descarga literaria
mucho menos la musical.

paula dijo...

yo tb
nada alcanza hoy
:(

♥ ceci dijo...

arriba, chicas!
por suerte es un poema viejo, no estoy triste ahora, pero las cosas van y vienen, dejemos que pasen y llegue algo mejor. besos.

inu dijo...

Qué lindo escrito, de un lirismo que no apela a la dulzura para ser grave, a la manera del desgano que no se rinde sin texto.
Beso.

inu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.