13.8.08

El momento al que me refiero


No estoy triste, pero

tengo ganas de hablar de
La tristeza
porque los peros están a la orden del día
y los días a la orden de la nada.

Me gusta la palabra "dulce"
referida a los hombres,
me gustan los días determinados
y determinados días.

No estoy triste, pero
tengo ganas de verte
de nuevo,
o de viejo...
o como cuando éramos
diferentemente tristes.

8 comentarios:

Julia dijo...

mi corazon se encoge como una pasa de uva...
y q vivan los hombres dulces!!

cel. dijo...

mi corazón... ah, no, ya no tengo.
=oP

*suspira y sigue tomando mate y escribiendo*

cacá dijo...

a mí me gusta cuando "dulce" viene acompañado de "de leche". y "con chocolate"...pf, ni te digo.
me comí un payaso.

que tal la visita estrangggera?

te extraño amiga.

lowfirocker dijo...

buenísmo Cel
me encanta cuando haces estos poemas

fpz dijo...

Bonitamente tristecito y delicado poem. Dulce y triste como esos chicos que nos gustan. Me encantó.

Ariel dijo...

me encantó

frente... dijo...

el frente quiere expresar su agrado por los versos de los peros, los días y las órdenes.
también su desconfianza hacia lo dulce, sin distinción de género.

cel. dijo...

cat: seguro que ahora no me extrañás y estás lo más bien de joda en o yendo o casi saliento a (a)mar azul. que la pases lindo =o)
a la vuelta nos vemos.

lowfi, ariel y flor: gracias =o)

frente: gracias a vos también. lo dulce es para desconfiar, es tan cierto como irresistible. un problema.