24.9.08

Mi amor por Vian

-Aún no van a torturarte colgándote de una cuerda y metiéndote y sacándote del mar.
-He matado a un hombre -dijo Claude-. Y, encima, era un ciclista.
-Tengo noticias. He visto a tu abogado. El ciclista era conformista.
-Aun así, he matado a un hombre.
-Pero Saknussen ha aceptado testificar a tu favor.
-No me apetece.
-Hijo mío -dijo el abad-, no debes olvidar que ese ciclista era un enemigo de nuestra Santa Madre Iglesia, cornuda y apostólica...
-Todavía no había sido tocado por la gracia cuando lo maté.
-Eso son fruslerías -aseguró el abad-. Te sacaremos de ésta.
-Imposible -dijo Claude-. Quiero ser ermitaño y, por consiguiente, ¿dónde podría estar mejor que en la cárcel?
-Perfecto. Si quieres ser ermitaño, mañana te sacaremos. El obispo está en muy buenas relaciones con el director de la prisión.
-Pero no tengo ermita. Y esto me gusta.
-Tranquilízate, te encontraremos algo más birria.
-En ese caso, es diferente. ¿Nos vamos?
-Despacito, hereje. Se deben cumplir las formalidades de rigor. Pasaré mañana a recogerte con el coche fúnebre.
-¿A dónde me llevarán? -preguntó Claude, muy excitado.
-Hay una buena vacante de ermitaño en Exopotamia. Te la darán. Estás fatal.
-¡Perfecto! -dijo Claude-. Pediré por usted.
-¡Amén! -dijo el abad.
-Borra, Rataplán y Porra... -acabaron a coro, de acuerdo siempre con el rito católico, lo que dispensa, como todo el mundo sabe, de la señal de la cruz.
El cura acarició la mejilla de Claude y le dio un buen pellizco en la nariz, antes de abandonar la celda. El guardián volvió a cerrar la puerta.
Claude permaneció de pie ante el ventano, hizo una profunda genuflexión y se puso a rezar con todo su corazón astral.

(Boris Vian - El otoño en Pekin.)

6 comentarios:

Oli dijo...

su aparente sinsentido es aplastante! hace poco que me encontré con "los constructores de imperios o el Schmürz" y fue toda una bofetada!

Salut Vian!

cel. dijo...

tengo los constructores en casa! desde el mes pasado, aun no lo leí! pero qué amoroso es leerlo! =)

BELÉN dijo...

hola, ce. sabés que me colgué leyendo el silencio rock y me di cuenta que creo que laburamos juntas. cris, quien les hizo la página, era compañero mío en infobae. un beso.

Bingo Laptop dijo...

estupendo.

Anónimo dijo...

Con este me rei un monton:
"-Lou, has cambiado de perfume.
-Si. ¿No te gusta éste?
-Si, no está mal. Pero ya sabes que esto no se hace.
-¿Qué?
-La gente no cambia de perfume. Una mujer verdaderamente elegante permanece siempre fiel a su perfume.
-¿De dónde has sacado eso?
-Lo sabe todo el mundo. Es una vieja norma francesa.
-No estamos en Francia.
-¿Entonces, por qué usas perfumes franceses?
-Porque son los mejores.
-Claro; pero si sigues una norma, tienes que seguirlas todas.
-Pero, oye, Lee Anderson, ¿quién te ha dicho todo eso?
-Son los prodigios de la instrucción -me burlé."
Del Capitulo XII de "Escupire sobre vuestra tumba".
E.

cel. dijo...

belén: qué intriga! más data!

bingo: sí, no? sino. sí.

E.: Escupiré es genial... me reí mucho con ese libro!