22.4.09

Señales

Después de escribir el post anterior preparé un té en hebras de cardamomo y jengibre y me dispuse a pintarme las uñas de violeta mientras veía un capítulo de Six feet under. En él, la familia Fisher organiza una venta de garage para deshacerse de todas las cosas viejas que ya no quiere tener alrededor, algo que yo suelo hacer cada tanto, como fiel devota del movimiento de la energía que soy.
Al atardecer algunas cosas quedan sin vender y Claire, mi personaje favorito -con la que más me identifico, debo decir- le propone a su mamá, Ruth, y al resto de la familia, que en lugar de volver a guardarlas quemen lo que nadie se llevó. Juntan todo, lo prenden fuego y se quedan apacibles admirando el espectáculo. Claire corre a la casa, entra a su habitación, abre la ventana, pone el parlante apuntando a la hoguera y comienza a sonar Lucky, de Radiohead, de fondo. El capítulo termina ahí, cuando Claire y yo sonreímos al mismo tiempo y termino de pintarme las uñas.

2 comentarios:

Julia dijo...

Grossa Claire!! Yo también me identifico con algunas cosas de limada de mi adolescencia. Ahora ya soy grande grande! Y, gracias por el fuego, Ceso. Por favor, no te me vuelvas piromaníaca! =) Ahí te busco para ver si hoy es la reunión! Besitos!

cecilia. dijo...

ya soy piromaníaca, preguntale a damon y efe, lo descubrimos en mar azul, cuando estuve una semana frente a un hogar de leña quemando cosas y viendo cómo se consumían... ah, ese olor, ese ruido crujiente... todos los fuegos (L)