10.9.10

Hablarás cuando mueras

"The poetry that is going to matter after you are dead". Así se llama un poema de Dorothea Lasky que es increíble, y pertenece a su libro Black Life. Tuve que hacer un ejercicio que constaba medio en traducirlo, medio en hacer una versión libre. Mi versión es casi igual a la original, sólo que ella habla de Sylvia Plath y de Dios y yo hablo de Dorothea Lasky y de otras cosas en esos lugares, y además pongo algunos términos bastante locales. Bueno, ahí va, si lo leen en voz alta tiene más fuerza:

LA POESÍA ES ESO QUE VA A SEGUIR VIVO CUANDO VOS MUERAS

Dorothea Lasky es una de mis nuevas poetas favoritas. Ella no es sólo una poeta moderna y contemporánea norteamericana, es una poeta que considera tanto sus sentimientos como los tuyos y los míos. Toma todo lo jodido que le pasa en la vida. Pero a quién le importa? Todos padecemos cosas, y eso Siempre tiene que ver con la poesía. Vos escuchaste alguna vez poesía actual norteamericana? Hay gente que odia a los yankis, los culpan de todos los males del mundo y los acusan de irracionales. Pero en esta tierra, los únicos que no razonan son los perros, y ese es el tipo de bicho que yo amo. Vos sos mejor que yo? Vos ahora estás leyendo la obra de una poeta nueva, y probablemente sea una de las mejores de estos tiempos. Y si ahora estoy parada delante tuyo, estás escuchando la voz de una de las mejores poetas de tu generación. Te vas a tomar el tiempo para analizar mi grandeza? No creo que tengas que molestarte en hacerlo. Yo soy poeta moderna y sudamericana, pero toda la poesía está bien hoy en día, sin importar de donde sea; es una combinación de modernismo, amor, ética y fe. Anotá: toda sensación es materia prima para escribir poesía. Podés refutarme eso o negarlo, si estás vacío. Y podés pelear contra lo que sentís y escudarte en frases divertidas para no hablar de eso. Mirate al espejo. Antes eras un nene y también vas a ser un viejo. Cuando estés en la tumba, todo lo que vas a poder decir es “mami”. Vas a morir, lo sabés, y yo también. Así es la cosa. Naciste para morirte. Entonces, agarrá todo eso con lo que creés que no podés escribir poesía y escribí algo. Andá hasta el chino y comprá un par de cosas para comer. Sentate solo y pensá cómo es todo, pero cómo es posta. Hay un millón de fluidos celulares corriendo por tus venas. A la tierra la atraviesan apurados miles de ríos. Lo único en que creer, lo único que te puede contener, es la fe en Eso que sentís cada vez que respirás. Cuando le das un significado a Eso dejás entrar la paz, y dejás de ser. Leé a Dorothea Lasky. Puta madre, leela. Es una mujer que vos aprobarías, que aprobaría tu novio, tus amigas, tu gato. Cuando estés dando tu último respiro, todos nosotros vamos a estar nadando a lo largo del río. Habrá chicos jugando alrededor, y ellos sabrán más de lo que nunca supimos ninguno de nosotros.


6 comentarios:

Doamna care plânge dijo...

Hola!!
Ke bello tu blog!
No pueso creer que tengas a trasucir .. felicitaciones !!!!!!!!!
:)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

me encantó

flor dijo...

nunca dejo de tener en cuenta tus recomendaciones. las disfruto como si me conocieras y las hubieras recomendado para mi. ahora tengo cita pendiente con dorothea (cuyo nombre me gusta tanto como tu reversión) gracias ceci, no te conozco pero pareces una bella persona.

Ariel dijo...

Tiempo sin pasar a saludarte (más vale tarde que nunca), y ahora salgo alucinado. Este post, Dorothea y tu trabajo no dejan de sacudirme de las orejas (y la caramelera que no da más!). Joder tía, que bueno está esto. Lo agrego en mi lista de poesía revitalizante (junto a mi amigo Jonás Gomez). Y lo amplifico, tal cual, en Klamahama.
Beso grande Ceci.
Y gracias por dorothizar nuestra abulia.

ceci dijo...

anónimo, flor, ariel, gracias! hay que difundir y compatir lo que sacude. a por ello!